Archivo | Luis M. Murillo Sarmiento RSS feed for this section

Luis Mª Murillo Sarmiento

24 Abr

A UN AMOR LEJANO

No es hoy pasión,
ni siquiera una esperanza
el sentimiento que exalta mis sentidos.
Es una evocación
del arca que guarda mis recuerdos,
entre brumas, olvido y tiempos idos.

¡Eres tú!
Imagen del amor que nunca te extinguiste.
¡Eres tú!
Estampa juvenil inmune al tiempo
-en virtud del poder de los recuerdos-.

Fuiste flama en mis noches umbrosas,
desoladas,
en mis días lánguidos
transformados por tu ser
en refulgentes.

Fuiste felicidad,
promesa eterna,
y sin embargo…
la dicha -en un instante- te llevaste;
sin asomo de maldad
-yo lo presumo-:
fugaz,
más que la vida
es el amor,
que nos mueve
al vaivén de sus caprichos.

En vez de condenarte
te venero,
no puedo dejar
de agradecerte lo vivido.

Aún te estrecho,
aún te beso,
aún acaricio tu piel como tu dueño.
No era tu ser tu ofrecimiento eterno,
¡era tu imagen grabada en mi recuerdo!

Aquella realidad hoy es un sueño,
sueño en que los gozos de ese amor
siguen latentes,
visión serena
sin sombras ni aflicciones
porque sólo cuentan en el amor las bendiciones;
las desgracias no merecen rencor,
sino el olvido.

Por eso en cada evocación yo te bendigo.
¡Hoy debo agradecer cuanto me diste!

Anuncios